(pincha en la flecha para ver la galería)

Esta temporada el amarillo se quita el miedo escénico y su fama de mala suerte para convertirse en el color de la alegría.  Marcas y firmas apuestan por él de una forma inusitada. En todo tipo de prendas tus looks se volverán vibrantes para no pasar inadvertida.

Para mí, es un color complicado.  Es el más discutido y difícil de llevar por su alto contenido estético. Yo apuesto por él en ocasiones desenfadadas y llevado a su lado más casual.

Busco prendas ligeras de amarillo suave y las combino de manera relajada. Obviando el hecho de que es un color que no a todas nos sienta bien, decantarse por él en ocasiones solemnes y celebraciones es un riesgo que no merece la pena correr.

Combinar prendas de mucho voltaje ya sea por el color, tejido o estampado con otras, es una hazaña que requiere de un gusto y precisión exquisitos.

El atrevimiento a la hora de vestir depende de la personalidad de cada uno. El hacerlo de forma correcta es cuestión de buen gusto.

Esta temporada el amarillo vibra más que nunca para que no pases desapercibida.

Imagen PicMonkey

Feliz día,,