(pincha en la flecha para ver la galería)

El imán de un vestido corto es indiscutible. Su poder va en aumento a medida que se descontextualiza y deja de ser tendencia pasajera de un único estilo para convertirse en una pieza de alto contenido estético cuya fuerza atrae a las mujeres más sofisticadas.

El secreto para encontrar un vestido único está en olvidarse de lo que está de moda. Tratar de encontrar piezas que no sean víctimas del factor tendencia. Ser lo suficientemente avispadas para saber que lo único que regula nuestras elecciones somos nosotras mismas.

Busca vestidos con cortes originales, cuellos desestructurados, colores impactantes, combinaciones imposiblesLa mezcla de sofisticación y personalidad llevados de una forma natural son lo que hace que un  little dress sea a atemporal.

Es verdad que año tras año cambia la forma de llevar la moda. Si das con la prenda adecuada, podrás adaptarla cambiando sólo la forma de peinarte, maquillarte o de mezclar los complementos. En definitiva, dotarle de personalidad.

Se libre, siéntete libre, vive libre.

PicMonkey Collage

Feliz día,,