San valentín, san “te quiero mucho”

Todos los 14 de febrero escucho lo mismo; yo no celebro San Valentín; es un día que incita al consumismo, el día de los enamorados es todos los días; sí, obvio. Pero que más da, si hay un día dedicado a celebrar que nos queremos.

No somos cursis por regalar flores, además, a todos nos encanta cuando nos las regalan. ¿Por qué nos empeñamos en disimular las emociones? Para mí, cualquier excusa es buena para celebrar las cosas bonitas. Regala un beso, una carta o una flor. Invierte en música o libros. Baila o imita a tu actriz favorita. Esas cosas que vemos en las películas que negamos ver y de las que nos gustaría ser las protagonistas.

Quien me conoce. sabe que soy. Independiente, no suelo coger la mano a mi pareja ni utilizo expresiones como, cariño, amor, etc.. Y no porque me parezca mal, sino porque es mi forma de ser. Yo soy de las que dice “te quiero”, de las que la pasión me mueve por dentro y por fuera, de las que se le eriza la piel cuando escucha una canción, de las que se emociona con facilidad.

Deberíamos poder decir “te quiero” siempre. Lanzarnos de repente y dejar los labios marcados sin importar que sea el momento justo.

 Nosotros somos los que hacemos los momentos y creamos las historias.

Os dejo una canción que escucho a menudo, de un grupo que se mete en mi cabeza y no deja de sonar. Saint Claude de Christine and the Queens. El amor, es un lugar, un sitio o un sentimiento. Os deseo a todos un feliz día de “Te quiero mucho”.

IMG_1286

¿Quieres compartirlo?