“si ” al ante en primavera.

Este tejido icónico que recuerda a mujeres de los años 70, enfundadas en pantalones campana y chaquetas entalladas, vuelve esta temporada para complacer a mujeres de rompe y rasga.

Su poder atemporal con personalidad propia, hace que triunfe, sobre todo, durante el día. Se lleva en vestidos, trench, abrigos tres cuartos, faldas, trajes de inspiración seventies y chaquetas con flecos que quedan perfectas con nuestras botas cow boy.

Mi opción favorita, sin lugar a dudas, es el total look a un solo color. Tiene carácter e imprime un cierto aire bucólico que hace que nos sintamos especiales.

Las chaquetas puedes combinarlas con tejidos más livianos como el lino o el algodón. Los abrigos quedan especialmente bien con vaqueros rectos, camisa blanca o de estilo bohemio y sandalias que desnuden el pie.

Si bien el ante es un tejido caro, muchas marcas low cost se han dado cuenta del interés que suscita en el street style  de las grandes capitales y han conseguido crear imitaciones que en algunos casos merecen realmente la pena.

¿Quieres compartirlo?