El patchwork surgió en un tiempo de necesidad, donde se unían distintos retales para crear prendas y artículos de necesidad. Su aparente estilo hippie y bohemio hizo que infinidad de jóvenes luciesen parches en sus ropas en los años 70, como símbolo de libertad y rebeldía.

Hoy ese aura romántica se convierte en la forma más “cool “como dirían los fashionistas, de vestir el Street Style de las capitales de la moda. Si es cool o no, es lo de menos, lo importante es, si realmente tiene ese poder de atracción para mujeres y hombres sin grandes pretensiones estilísticas pero a los que sí les gusta la moda.

Para mí, esta tendencia reinventada, es sumamente atractiva. El truco es saber que es una pieza que por su ejecución tiene tintes de protagonista principal en un look.  Hay que acompañarla con complementos sutiles casi minimalistas de aire contemporáneo para darle un toque más sofisticado.

Este verano anímate y costumiza tus vaqueros con parches de distintos colores y estampados. Los vestidos de aire folk pero de aspecto lujoso y camisas desestructuradas y coloristas inundarán las tardes de sol. Serán tus mejores aliadas para lucir a cualquier hora del día.

Collage PicMonkey

Feliz día,,