Collage PicMonkey

Una primavera de blanco

A tanta explosión de color que nos acompaña en verano, se une el más puro de todos; el blanco. De claridad máxima y oscuridad nula, es el color que araña sitio en los escaparates para recordar que el negro no siempre fue el más elegante.

Este año el quipo Pantone lo incluye es su paleta de tendencias para este 2018, y lo llama Coconut milk; un blanco muy clásico que recuerda el color del agua de coco.  Estos señores del Pantone Color Institute, a los que no todo el mundo conoce, son los que se encargan de decir qué  colores llevaremos la próxima temporada y por sus reglas se rigen muchos diseñadores y marcas.

Aparte de esto, el color blanco se lleva y se llevará en verano independientemente de quien lo diga, y su explicación es bien sencilla, es el que más favorece en verano. Camisas y blusas, vestidos hippies y envolventes, linos trabajados, denim. Los días se relajan y se visten con el más poderoso de todos los colores.

Para la noche, monos de crepe y siluetas entalladas, que se ciñen al cuerpo de una forma sugerente y enigmática aportando a un look la imagen más sofisticada.

Hay dos dudas que genera el color blanco y que siempre me preguntan. Independientemente del tipo de piel que tengamos hay un blanco para nosotras ya sea invierno o verano. Y sí, el blanco está prohibido en las bodas, no vale decir que los tiempo cambian y hay que ser transgresor, es una cuestión de educación, respeto y buen gusto.

 

Collage PicMonkey

Feliz día,,

¿Quieres compartirlo?