Que el icónico levis 501  siga siendo una de las prendas más deseadas e imitadas no es casualidad. Esta prenda que fue objeto de deseo en los 80 y 90 nunca se fue. Se reinterpreta y es parte del outfit de las fashionistas en sus looks más estudiados.

Surgen nuevas firmas basadas exclusivamente en este tejido. Consideradas firmas de lujo, llegan a las pasarelas más importantes y son imitadas por marcas más accesibles. Vestidos, bolsos, sandalias, gafas, todo lo que imaginas se rendirá al poder del denim.

Del pantalón boyfriend  hemos pasado a faldas patchwork, a los vestidos con bolsillos y bajos deshilachados, líneas H y por supuesto formas setenteras en todas sus versiones.

Para mi, su poder de atracción reside en poder combinar esta prenda tan casual con las piezas más sofisticadas. La idea es conjugar las prendas con los complementos de forma arriesgada pero cuidando la estética, donde el calzado es primordial ya que dota al look del carácter que le falta a la sencillez del tejido. Es una extravagancia muy sutil.

El total look en denim es hoy uno de los looks más imitados, es verdad que es arriesgado pero, es sumamente atrayente si consigues dotarlo de la personalidad suficiente. Combínalo de forma que no sea una imagen plana, dota el look de piezas divertidas y notarás el cambio.

Este año es el de la reinterpretación de estilos, el de la extravagancia, el de la exageración. Si puedes imaginarlo puedes hacerlo. “La moda la haces tú”.

 

fin denim

Feliz día,,