(pincha en la flecha para ver la galería)

Una prenda que no puede faltar en tu armario este verano es el vestido largo, amplio y vaporoso. Siguiendo la  tendencia setentera y más hippie, se convierte en el aliado perfecto para los días más calurosos.

Los vestidos son de aire romántico, étnicos,  bohemios, con encajes, de crochet, todo lo que recuerde a la década del “flower power” y a las tardes bucólicas a la orilla del mar, son el objeto de deseo de las amantes de la moda.

En su versión más casual, existe un vestido para todo tipo de mujer. La diversidad de formas y tejidos que podemos encontrar hace que no sea difícil escoger el que más se adapte a nuestro cuerpo y personalidad.

El estilo relajado de los vestidos que encontramos en las tiendas, hace que podamos permitirnos cierto aire de informalidad a la hora de llevarlos. Muchas veces renunciamos a ponernos algo que nos gusta si no nos queda perfecto en todos los sentidos. Hemos de jugar con otras prendas y complementos que nos ayuden a crear la silueta ideal para nosotras. Si un escote te queda demasiado holgado, ponte debajo un top de encaje, si la cintura no te ajusta, cíñelo con un cinturón.

Es verdad que los escotes y el corte, juegan un papel fundamental a la hora de escoger la prenda adecuada, si lo hacemos bien, ninguna se quedará sin su vestido favorito este verano.

Llévalos con sandalias planas y unas cuantas pulseras o bracaletes, así conseguirás sentirte perfecta este verano. Hoy en día podemos crear la imagen que se nos ocurra con un poco de ingenio. “Si te gusta a ti, hazlo”.

 

polaroid rojo

Feliz día,,