(pincha en la flecha para ver la galería)

Las faldas plisadas han sido seña de identidad de la femeneidad durante décadas. Su movimiento y ligereza nos traslada a mujeres eternas como Marilyn Monroe en la famosa boca del metro.

Son pura sofisticación. Tan correctas como sugerentes se adaptan a todos los estilos gracias a la libertad que ofrece nuestra imaginación.

Desde luego, son la mejor opción para citas importantes y  formales. Vestidos de corte skater ceñidos a la cintura  con un zapato de tacón o faldas con un jersey de punto en monocromo o contrastes y, tacones o botines.

Pero, hoy en día, nuestros ojos se han acostumbrado a múltiples posibilidades. Aires retro, boho, rokero, victoriano. Es una prenda que consigue potenciar un look independientemente del estilo que le des.

Yo aconsejo que los vestidos y las faldas vayan siempre a la cintura, consiguen aumentar el talle  y proporcionar la imagen completa. Dependiendo de nuestra fisionomía y altura, el largo será más o menos corto. Las más elegantes siempre a partir de la rodilla.

Esta temporada también encontrarás los vestidos rectos plisados. Reuerdan al mítico vestido delphos de Mario Fortuni. En plateados, dorados y grises, en un vestido perfecto para mujeres altísimas y delgadas.

Dejaos llevar por su movimiento y divertios inventando y reflejando vuestra  forma de ser a través de la imagen.

PicMonkey Collage

Feliz día,,