(pincha en la flecha para ver la galería)

El año pasado mis pies fueron metalizados y, este año, lo tengo claro, me quedo con las botas altas, altísimas!, las que suben por encima de la rodilla. En colores oscuros y tierras, mis favoritas son las que se adaptan a la pierna como una media.

Nunca fui fan de las botas de mosquetero, estéticamente me resutaban difíciles de encajar y a muy pocas mujeres he visto que les favorecieran. Estaban reservadas a mujeres muy altas con cuerpos finísimos.

Esta nueva versión es diferente, cubren la pierna hasta llegar al muslo de una forma sutil y muy elegante. No son agresivas, se adaptan perfectamente a un montón de estilos y, son tan sugerentes como unas medias de cristal.

Desde que en pasadas temporadas los incombustibles Balmain y Pucci enfundaran a sus musas de pasarelas en botas interminables que se confundían con pantalones, esta tendencia no ha parado su avance hasta convertirse en el must have  de esta temporada. Hoy en día se ve a mujeres de todo tipo de gustos con unas botas, que bien elegidas son la opción perfecta para salirse de lo cotidiano,

Esta bota es perfecta para llevar con capas ceñidas con cinturones, vestidos y monos cortos. La bota plana es la opción idónea para llevar todos los días con prendas más sport. Para un estilo más formal elige una bota que llegue hasta la rodilla para rebajar la potencia del look. Los pantalones con camisas y chalecos se reservan para las botas con más tacón al estilo más setentero.

Cuando se trata de elegir piezas con tanta fuerza como las Thigh High Boots, intenta minimizar al máximo el riesgo con el resto de tu outfit. Es muy importante, que sepamos mezclar este tipo de prendas con otras para poder atrevernos con todo lo que nos inspire.

BOTAS

Feliz día,,