(Pincha en la flecha para ver la galería)

En estos tiempos, pocas son las que siguen llamando al vestido por la rodilla, elegante y más formal que atrevido, vestido cóctel. El cuál toma su nombre en los años 50, en un tiempo en el que estaba prohibido beber alcohol en los bares, a causa de la guerra y solo servían cócteles.

Coco Chanel  liberó a la mujer de los trajes encorsetados y de una tediosa incomodidad, pero fue Christian Dior quien popularizó el vestido cóctel ajustándolo a la cintura, lo que se reinterpreta como el “New Look”.

Ese tipo de vestido se suele utilizar en grandes actos, lo que llamamos las BBC (bodas, bautizos, y comuniones). Y muchas asesoras de imagen recomendamos tener uno en tu armario porque lo consideramos un básico, y a poder ser negro, que combina con todo. Pero hay que aprender a combinarlo de muchas maneras y llevarlo a la vida cotidiana.

Para las ocasiones especiales mi consejo es que os atreváis con el color. Son más alegres, transmiten energía y optimismo. Es verdad que el negro es siempre elegante pero, reservadlos para otras ocasiones más intimas o más personales.

Lanzaos con estampados finos y sutiles; lunares, cuadros, flores etc, y mucho cuidado con el tejido! puede estropearte ése dia! Siempre podréis llevar vestidos entallados y ajustados pero, debéis prestad atención a que no os haga arrugas y que no os ajuste en exceso. En ocasiones,lo más importante no es la forma del vestido, es el tejido.

En mi opinión, el vestido cóctel y negro en su forma más femenina y sexy representa a una mujer  elegante y segura de sí misma. Me recuerda a las divas de los 50 a “Audrey Hepburn” en desayuno con diamantes o “Marilyn Monroe” en con faldas y a lo loco.

En estos tiempos en que ser fiel a un único modelo de vestido es casi imposible por la gran variedad que existe en el mercado, los vestidos cóctel se mantienen. Diseñadores y marcas saben que representa a una mujer femenina y elegante y cada temporada se presentan a sabiendas que no será la última.

“Si eliges el vestido perfecto no será necesario que lo adornes en exceso, de lo contrario corres el peligro de estropear el look adecuado. Cuando os miréis al espejo, a lo primero que se os tiene que ir la vista es  al vestido, si lo primero que veis es un tocado o cualquier otro adorno, prescindid de él! al momento, lo primero que veréis será vuestra sonrisa.”

yaaa 006

 

Feliz dia.

 

+