¿una prenda diferente? la falda asimétrica

Con tanto brillo y lentejuela que inundan escaparates, sinónimo de que la Navidad está a la vuelta de la esquina, vestir relajadamente es casi tarea imposible.

En una sociedad donde llamar la atención parece que esta de moda, hecho de menos un poquito de cordura y estilo personal que nos diferencie a los unos de los otros.

Esta temporada saco del armario una pieza tan elegante como original que se adapta a multitud de ocasiones aportando a mi imagen un extra de personalidad; la falda asimétrica. Se convierte en mi prenda fetiche y la combino de mil maneras. Mis favoritas son de largo midi porque estilizan la figura y pueden llevarse de muchas maneras.

Los acabados desiguales potencian cualquier estilo, desde el formal al minimalista. La clave sin duda esta en el calzado, zapatillas para un look desenfadado, tacones de distintos acabados para los momentos solemnes y botines que abarcan el día y la noche y son los aliados perfectos para todo tipo de ocasiones.

Encontrarás multitud de estampados. Elige siempre teniendo en cuenta tu figura, así como el tipo de tejido y color. Las faldas de satén y seda son especiales para lucir en fiestas y cenas importantes.

Este invierno anímate y lánzate a experimentar, creando looks diferentes que te hagan especial.

Feliz día…

¿Quieres compartirlo?