(pincha en la flecha para ver la galería)

Llegó la temporada de bodas y fiestas varias donde todas queremos lucir perfectas. Con la primavera la atmósfera festiva sube y con ella, los brillos, pedrerías, transparencias, moños y demás popurrí.

Siempre dedico un post a este tema porque me doy cuenta que todavía hay muchas mujeres y hombres qué dudan que ponerse en estos eventos.

Os voy a dar una serie de puntos de vista que no son reglas ni mucho menos dónde lo que prima es el sentido común.

1.- La invitada ha de ir tal y cómo es, teniendo en cuenta su estilo, y donde y cómo será la boda.

2.- Ha de tener presente cómo son los novios ya que son actos que merecen respeto.

3.-Una boda, bautizo o comunión no es un cotillón, ni una alfombra roja donde aprovechar la ocasión  para lucir escote, o ponerse un vestido de cola para sentirnos actrices de Hollywood.

4.- Pensar que porque sea la boda de día hemos de ponernos de corto a pesar de que no sea el traje o vestido que mejor nos sienta es un equivocación rotunda. El corto puede ser por encima de la rodilla, por la rodilla o a mitad de pierna o tobillo. Todo esto en el caso que no haya marcada una etiqueta.

5.- Cuidado con las pamelas y tocados. La manía de ponerse una, sea cual sea solo por llevar algo en la cabeza es un error de estilo de los más frecuentes. Si vais a poneros algo haced que merezca la pena. Que sume a la imagen o la complete, no todo lo contrario. Y mucho cuidado con las diademas de flores, lo ostentoso puede ser vulgar.

6.- Salirse del protocolo con pequeñas pinceladas puede ser divertido, original y elegante siempre que sea sutil y su intención no sea la de llamar la atención.

Os deseo un año lleno de momentos felices y celebraciones inolvidables.

Imagen PicMonkey

Feliz día,,