Las flores, también salen en invierno

Quien dijo que las flores se llevan solo en verano, se equivocaba. Llenar de luz y estampado alegre los días más grises del año hace que se nos hagan más llevaderos.

Con el paso de los años, los diseñadores y marcas se han percatado de la necesidad de hacer prendas más atractivas a la vista, que nos aporten optimismo y alegría a la hora de comprar.

Esta temporada los estampados florales se alían con nuevos tejidos y volúmenes para satisfacer el gusto de mujeres exigentes.

Se llevan en materiales gruesos que emulan la tapicería del siglo XIX, extravagantes y pomposos, que no dejan a nadie indiferente.

Los brocados se unen a este juego de luces y formas elevando el traje de chaqueta “casi” a la alta costura.

Los años 80, con mezcla de estampados y superposiciones, se tornan más excesivos si cabe, buscando hipnotizar las miradas más salvajes.

En definitiva, las flores reinterpretan un amplio abanico de décadas, de los 60,s, repleto de margaritas y aires retro, hasta principios del siglo XX con su minimalismo cubierto de sedas y líneas rectas.

¿Quieres compartirlo?