(Pincha en la flecha para ver la galería)

El pantalón sastre se renueva. Cada temporada, se reinventa para hacer de ésta prenda única y atemporal, un básico en nuestro armario.

Uno de mis favoritos, ha sido siempre el pantalón que se anuda a la cintura. Tanto de día como de noche, se caracteriza por su elegancia y camaleónico estilo, adaptándose a muchos momentos de nuestra vida. Mujeres de ahora y siempre han hecho de este pantalón su seña de identidad, por la fuerza y carácter que desprende la que lo viste.

Coco Chanel fue la precursora en los años 20, de que llevar pantalones no fuese sólo cosa de hombres, y ha servido de inspiración a muchas mujeres que piensan que el pantalón sastre tiene connotaciones ligadas a una forma de ser y una actitud ante la vida.

Soy fiel seguidora de esta prenda de vestir y de su forma más casual de llevarla. Me encanta jugar con los pantalones sastre; mezclar tejidos, ceñirlos con un cinturón, cuanto más altos de cintura mejor, remangarlos, con zapatillas y mocasines. Un aire masculino bien entendido, que te hace sentir cómoda y bien vestida.

Algunas cinéfilas recordaréis a Diane Keaton en la pélicula de Woody Allen, “Annie Hall”. Esa imagen de  mujer segura y enigmática que conseguía gracias a un look andrógeno y una personalidad única, donde conquistó a hombres y mujeres de medio mundo y que para mi marcó una nueva forma de entender la moda.

Este tipo de pantalón, puede llevarse tanto a la oficina con unos tacones y camisa o jersey, como a una comida con amigas o a una cita importante. Las posibilidades cambiando el calzado y la parte superior son infinitas. Bien elegido, es acierto seguro para todo tipo de mujeres, hay que prestar atención al tejido y al talle.

Es verdad que siempre me ha costado encontrar este modelo de pantalón, pero poco a poco, la oferta y las tendencias de moda van acercando al público a esta prenda que para mí, es un imprescindible cada temporada, esté o no de tendencia.

pantalonessssssss 027

Feliz día,,