(pincha en la flecha para ver la galería)

Durante años, muchos han pensado que llevar vestido largo estaba reservado para mujeres de altura considerable. Pues bien, id quitándoos eso de la cabeza porque el largo de una prenda no es solo cuestión de estatura.

Lo más importante a tener en cuenta es el corte del vestido. Mi recomendación es, a menos altura elevar el talle, así se consigue alargar la figura y equilibrar las proporciones.

Otros detalles a tener en cuenta son; escote, manga, tejido y estampado. Dependiendo de nuestro tipo de cuerpo, nos decantaremos por uno u otro.

Si tenéis hombros estrechos y caderas prominentes, elegid vestidos escotados, rectos, o con corte en línea A que tengan mucha caída. Olvidaos de volúmenes de tejidos, drapeados y estampados chillones.

Si vuestra figura es redondeada con volumen en la tripita,  decantaos por vestidos corte imperio con algo de vuelo en la parte inferior.

La verdad es que muchas veces nos empeñamos en ponernos cosas que no nos favorecen porque la ocasión así parece requerirlo. Hay que saber que la imagen es cuestión de proporciones y que sea cual sea nuestra talla, equilibrando nuestra figura, podemos ponernos muchas prendas que creíamos prohibidas. Ahora bien, si no estáis seguras de hacerlo, optad por prendas fáciles de llevar que no impliquen riesgo.

El objetivo de toda prenda es hacernos parecer hermosas, da igual el acontecimiento que tengamos, si no nos vemos bonitas lo descartamos.

Imagen PicMonkey

Feliz dia,,