(pincha en la flecha para ver la galerí­a)

Una de las ideas de los diseñadores en sus desfiles para este otoño invierno fue anticiparse al futuro. Para ello, eligieron el color plata como abanderado de una imagen cosmopolita con tintes de película de ficción.

Con la inminente llegada de la Navidad, los escaparates se visten de brillos y lentejuelas que evocan los años 80. Las marcas más populares aprovechan el tirón de estas fiestas para vender miles de prendas estridentes con solapas, mezcla de tejidos y cortes provocativos.

Esto, poco o nada tiene que ver con la idea de Chanel, Blumarine, etc. de vestir a la mujer como recién salida del espacio.

En ocasiones me rí­o de las tendencias y de la reinterpretación que hacen unos y otros cuya finalidad es la misma; ganar dinero.

El mundo de la moda es un sector donde muchos copian a unos pocos y, aunque parezca mentira , todos salen ganando. Va a un ritmo vertiginoso donde la demanda de ideas nuevas exige la celeridad de nuevos desfiles que a su vez  provoca falta de originalidad.

Por mi parte os aconsejo comprar con cabeza, pensando en cómo sois cada una de vosotras. Ser originales y tener estilo e identidad propia a la hora de vestir. no puede depender de lo último que se lleva sino de vuestra personalidad y sentido común.

Collage PicMonkeyFeliz día,,