(pincha en la flecha para ver la galería)

Esta prenda puramente femenina y cargada de historia, más que ser tendencia, está de moda. El corsé se viene reivindicando hace años como algo más que un tortuoso invento para elevar el busto y marcar cintura.

En nuestro país, Maya Hansen se hizo popular gracias a sugerentes y llamativos corsés que fueron el nuevo objeto de deseo de artistas y famosas.

Hoy, lo vemos por todas partes. Como accesorio, o impreso en camisas, sudaderas, vestidos y camisetas. Lo que difiere de los clásicos, es que se centra en la cintura y se acorta, olvidando la parte superior del torso.

La mayoría de mujeres pueden lucir esta prenda si tienen muy en cuenta las proporciones de su figura. Si tenéis menos hombros que caderas resaltaréis éstos con volumen en las mangas. Si es al revés, centraréis la atención en la parte inferior, con faldas de vuelo o pantalones palazzo.

Se trata de compensar la imagen para conseguir una armonía visual.

En cuanto a estilos, yo opto por el más casual, camisa corsé y unos vaqueros. Es la mejor forma de reeinventar una prenda clásica.

La forma de vestir puede hacer que nos sintamos más seguras de nosotras mismas. No te escondas por nada, sé como tú eres y viste como quieras independientemente de lo que piensen los demás.

Imagen PicMonkey

Feliz día,,